Tokyo Ghoul, ¿un nuevo fenómeno manga?

El Reino de Fiore, Nelanthas

El manganime muchas veces se mide a golpe de fenómenos que causan furor: Dragon Ball, Evangelion, One Piece, Death Note o, más recientemente, Ataque a los Titanes. Historias que han creado legiones de incondicionales y que perduran en el tiempo más allá de su lanzamiento. ¿Merece Tokyo Ghoul entrar en ese club?

Ahora que se ha publicado el último tomo de la edición española, es buen momento para hacer un repaso (libre de spoilers) a lo que ofrece la creación de Sui Ishida para intentar responder a esa pregunta.

En un Tokyo contemporáneo existe una amenaza oculta: los ghouls. Humanos a simple vista, aunque con unas necesidades culinarias un tanto particulares que hacen aconsejable no dar un paseo por callejones solitarios. Para intentar combatirlos existe una agencia especial, la CCG, cuyos miembros han sido especialmente entrenados para darles caza.

Tokyo Ghoul es la historia de Ken Kaneki, un joven como otro cualquiera. Tras un acontecimiento que cambiará su vida para siempre, Kaneki se verá inmerso en una complicada trama llena de acción, sorpresas, suspense, drama, amistad, tensión y emoción. Para redondearlo todo, el reparto dejará personajes para el recuerdo, con personalidades muy diferenciadas y que evolucionan constantemente.

El argumento es uno de los principales puntos fuertes del manga, por lo que no diremos nada más y os invitamos a descubrirlo página a página. Páginas que se visten con un dibujo detallado, realista y tremendamente dinámico al narrarnos las impresionantes batallas que irán sucediéndose. Un dibujo que invita a pararse en cada viñeta ante la calidad que despliega el autor.

Con estos mimbres se irá desarrollando una aventura muy bien hilada, que sabe manejar los ritmos y que no cae en el relleno innecesario. Catorce tomos que pueden considerarse una obra redonda y perfectamente autoconclusiva, aunque con una continuación directa del universo creado por Ishida en Tokyo Ghoul:Re que ahora empieza a editarse en español.

En definitiva, Tokyo Ghoul (que también cuenta con una adaptación anime) se aleja de las aventuras más típicas de héroes y villanos para traernos una historia compleja que atrapa a poco que se le da una oportunidad.

¿Un fenómeno imperecedero? Sólo el tiempo lo dirá ¿Un gran manga? Sin duda.